Que tan Militarizadas Están las Policías en San Diego?

Lenco-BearCat-G2-LE_8201

Courtesy of Lenco Industries

 

Aug. 26, 2014 (San Diego) Las imágenes han sido fijadas en nuestras mentes. Oficiales de policía en las calles vistiendo uniformes de combate de camuflaje, chalecos antibalas, cascos tácticos, radios, armas de asalto y en vehículos resistentes a minas (MRAP por sus letras en ingles), así como vehículos Bearcat diseñados para situaciones de alto riesgo. Algunos oficiales estaban en el techo de estos vehículos, apuntando sus rifles a los civiles mientras estaban acostados como francotiradores.

Esto no paso en Ferguson después de que los motines comenzaron. Esto paso casi inmediatamente cuando la gente empezó a protestar de forma pacifica y llevo a la Unión del los Derechos Civiles (ACLU por sus letras en Ingles) y a otros a llamar a esto una estalación de fuerza no necesaria. Es como si la ciudad de Ferguson fuese ser ocupada por una fuerza de ocupación hostil. Muchos de los residentes locales le dijeron esto a reporteros nacionales y gente que transmitió en vivo, como Tim Poole.

En un reporte largo del ACLU con el titulo de “War Comes Home,” la ACLU incluso cuestiona la necesidad de vehículos de asalto y el uso de equipos tácticos (SWAT por sus letras en Ingles) cuando son utilizados para servir ordenes de cateo por pequeñas cantidades de drogas. También encontraron un componente racial claro en el uso de los equipos tácticos en estas circunstancias, con la mayoría afectando a las comunidades de color.

En el reporte, la ACLU nota que la Policía de Los Ángeles formo el primer equipo táctico después de varios incidentes de alto riesgo que no pudieron responder bien. El objetivo original eran situaciones de toma de rehenes, gente armada que esta disparando activamente y situaciones con gente que esta en barricadas. De hecho están haciendo mucho mas de lo que era su misión original.

De hecho se han convertido en soldados del frente en la guerra contra el narcotráfico. Esta es una guerra que esta al nivel mas bajo de popularidad, con el 67 por ciento de los Americanos que creen que las drogas deben ser legalizadas, y el tratamiento medico debe ser fácil de obtener.

El ACLU a notado que las fuerzas te policía tienen acceso a este equipo militar por medio de tres tipos de subvenciones del gobierno federal. El primero es el programa de apoyo a la policía del Departamento de Defensa. (LESO por sus letras en Ingles). El programa fue creado en los 1990s y a transferido arriba de 5 billones en propiedad desde que fue creado del Departamento de Defensa (DoD). Este es el programa que ha tenido la mayor atención por los medios nacionales.

La lista que el Condado de San Diego a obtenido por medio de este programa se encuentra en este lugar de internet del periódico Detroit Free Press.

Esta fuente de datos tiene los datos de todas las agencias del país, y usted la puede buscar. La lista de San Diego incluye cosas que usted puede esperar en una trasferencia del DoD. Incluye 155 rifles, y algunas pistolas escuadra. Teniendo en cuenta el origen del programa, estos son perfectamente lógicos. El programa fue creado para armar mejor a la policía para confrontar el narcotráfico durante la guerra contra ello en los 1990s.

Una de las cosas que se encuentras es un vehículo blindado MRAP. Solo se encuentra uno. Otras cosas en la lista incluyen miras para las armas, y kits para limpiarlas. La lista incluye equipos de primeros auxilios, tiendas de campaña, ropa de invierno (que teniendo en cuenta que hace frio y nieva en las Cuyamacas es lógico). La lista también tiene una cafetera, unas cuantas cámaras digitales, así como refrigeradores y herramientas.

Esta no es una lista extravagante, en especial cuando se compara con otros lugares del país que parece solicitaron mucho equipo que de otra forma no hubieran poder obtenido. También se debe notar que las armas y vehículos técnicamente son prestados por DoD, y pueden ser recogidos en caso de una emergencia mayor. Así mismo se tienen que poner en uso en un año. En teoría tampoco pueden ser vendidas, y tienen que informar de alguna transferencia a otras fuerzas de policía.

Si esta fuese la única fuente de equipo no podríamos decir que nuestras policías han sido militarizadas a la extensión de otras a través del país. Sin embargo, hay otras dos fuentes principales para que las policías puedan obtener equipo. Nuestros departamentos no han sido tímidos en la solicitud de subvenciones.

El Departamento de justicia tiene el programa de subvenciones Memoriales de John Byrne. Estas en teoría tienen que ser distribuidas en cosas como financiar al defensor publico y tratamiento de drogas. También pueden ser usadas para interdicción de drogas y comprar equipo para la policía. De acuerdo a Pro-Publica en el año fiscal 2009 muchas agencias de San Diego fueron aprobadas por arriba de $36 millones de subvenciones. Estos fueron los datos mas recientes.

En 2009 también fueron parte del Acta de Recobro, conocido también como el paquete de estimulo. Por ejemplo, el Condado de San Diego recibió $3,296,452 para un destacamento especial de diferente jurisdicciones. También obtuvieron $743,448 para comprar equipo.

El South Community Services obtuvo medio millón para trabajar con situaciones de abuso domestico y su prevención. La Universidad de Alliant también obtuvo casi medio millón para un programa de abuso domestico y de niños. Pero la mayoría de los fondos fueron asignados a las policías.

San Diego Shérifs SWAT

San Diego Shérifs SWAT

La ultima fuente principal de equipo para las agencias locales es el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus letras en Ingles), y las subvenciones, principalmente ellas de la Agencia Federal de Manejo de Crisis (FEMA por sus letras en Ingles), y la Iniciativa de Seguridad Urbana (UASI por sus letras en Ingles). Estas subvenciones se crearon después de los ataques de Septiembre 11 para hacer mas difíciles ataques a lugares vulnerables que se temía podrían ser víctimas de un ataque terrorista.

Originalmente solo habían siete ciudades en la lista. A sido expandida y en el año fiscal 2011 San Diego fue considerada parte de la prioridad I, ya que se considera a un riesgo mas alto.

 

FY 2011 Tier 1 UASI Areas

   
(CA) Los Angeles/Long Beach
(CA) San Francisco Bay Area
(CA) San Diego
(MA) Boston
(NJ) Jersey City/Newark
(NY) New York City
(PA) Philadelphia
(DC) District of Columbia
(TX) Houston,
(TX) Dallas/Fort Worth
(IL) Chicago

 

Teniendo en cuenta que tenemos bases militares y una frontera internacional, esto no debe ser ninguna sorpresa. Pero existen problemas con el programa.

De acuerdo al Senador Tom Coburn (R-OK), el programa UASI fue comenzado por:

Estos fueron inversiones en las zonas urbanas mas vulnerables para mejorar tanto su buena disposición y habilidad de respuesta. Los oficiales de una zona urbana dijeron que ellos sabían que las subvenciones eran “dinero semilla” y “todos sabían que el dinero (federal) no iba a existir por siempre.” El éxito del programa UASI, debería ser definido cuando fuese menos necesitado, no mas. Se estima que DHS a gastado aproximadamente $35 billones en su programa de subvenciones en la década pasada, incluyendo $7.144 para el programa UASI en zonas urbanas.

El reporte, “Seguridad a Cualquier Costo” detalla como el programa comenzó después de los ataques de Sept. 11, con la intención de dar dinero de semillero, pero se ha convertido en otro programa de cerdo que le permite a las agencias local comprar equipo que de otra forma no pueden comprar. Esto incluye los centros de fusión, así como subvenciones que les permite a las agencias policiacas a obtener equipo militar como carros de asalto y otro equipo especializado. Mientras que San Diego no esta en la misma liga que el Estado de Texas, que según el Senador utiliza el 84 por ciento de fondos federales para financiar su policía estatal, nos tenemos que preguntar cuanto de el equipo obtenido por policías locales no podría ser comprado de otra forma.

Sabemos por reportajes del North County Times, que fue comprado for el Union Tribune, que los Bearcats, que son pequeños carros de asalto, que son producidos por Lenco Industries, han sido comprados por las ciudades de Carlsbad, Escondido, Oceanside, San Diego, Chula Vista y el Departamento de Alguaciles.

Cuando estos vehículos fueron comprados hubieron críticos. Entre ellos Kris Voshburth, el director executivo de la asociación de pagadores de impuestos conservadora Jarvis. El Dijo:

 

…llamo la compra de los tres Bearcasts un ejemplo de gastos indignantes de los impuestos.

“Todos asumen que alguien mas esta pagando, pero ultimadamente todos los impuestos son locales—vienes de la cartera del que paga impuestos,” dijo Voshburgh.

Seria mas lógico que varias agencias compartieran uno de estos vehículos en emergencias.

“De lo que estamos hablando es un tangue, y si estamos en el punto en que comunidades muy chicas necesitan un tangue para protección, estamos en mas problemas de lo que creí,” Voshburgh dijo.

La mentalidad del gobierno, el dijo, es “si no lo obtengo, alguien mas lo va a obtener, y se va a ver bien en el desfile del Cuatro de Julio.” Esto es como piensan.

El Senador Coburn esta de acuerdo. En su forma de pensar esto es un gasto no necesario, y no hay forma de checar los resultados a ver si realmente nos ha hecho mas seguros, incluso 14 años después del comienzo del programa.

En otro articulo el Presidente Municipal de Escondido reflejo esta actitud cuando su ciudad decidió comprar un Bearcat utilizando fondos federales.

El Presidente Municipal Sam Abed dijo la semana pasada que los fondos federales son una ayuda cuando uno compra equipo especializado que la ciudad no podría comprar de otra forma.

“Si usted me pregunta, ‘debemos usar el fondo general para hacer esto (comprar el Bearcat),’ le diría que no, pero esto es dinero federal,” el dijo. “Se no lo usamos, alguien mas lo hara. Prefiero tener una pieza de equipo que puede salvar vidas.”

La ACLU también noto esta actitud del ex jefe de la Policía de San Diego William Landsowne. Ellos nos cuentan que dijo lo siguiente:

 

El jefe de policía de San Diego, California, expreso el mismo sentimiento cuando le preguntaros acerca de la decisión de su agencia para comprar un vehículo de asalto: “’si tuviéramos que enfrentar a un grupo terrorista, lo podríamos hacer,” dijo Landsdowne, el jefe de policía de San Diego es miembro del consejo del la Asociación de los Jefes de Policía de Ciudades Grandes. Su departamento uso subvenciones federales para comprar uno de estos vehículos, completo con ventanas para armas automáticas- el dijo que el aparato era mas útil en la lucha contra el crimen, que anti-terrorismo.”

Esto nos permite regresar al reporte del ACLU. Los oficiales de policía no solo están obteniendo equipo que se encuentra mas propiamente en el campo de batalla, pero las actitudes de las fuerzas policiacas han cambiado. Esto es un encuentro critico del estudio del ACLU. Los oficiales se ven a si mismo como guerreros, y como tales, ven a los ciudadanos que sirven como enemigos.

Ellos escriben: La cultura de la policía en América a evolucionado mas allá de la guerra fallada contra el narcotráfico, y la policía debe dejar de percibir a la gente que vive en las comunidades que patrullan- incluso aquellos que sospechan son criminales- como enemigos.

Otros encuentros críticos del ACLU es que SWAT es usado cada ves mas en la guerra contra las drogas para búsquedas de evidencia, lo que escala la situación. El ACLU no esta diciendo que se tienen que desbandar los equipos tácticos, pero que hay que regresarlos a su misión original, y revisar su uso localmente por consejos civiles, y a nivel estatal con leyes que guíen su uso. En otras palabras deben haber estándares nacionales, supervisión local y transparencia.

De hecho, la policía debe estar bajo supervisión de organismos civiles locales. La ciudad de San Diego tienne uno. Es el producto de muchos eventos de uso de fuerza letal en los 1980s, pero a través de los años a perdido sus dientes. Si vanos a seguir las recomendaciones del ACLU, debemos restaurar todos sus poderes, e incluso agregar algunos mas. Acerca de otros departamentos del condado, la ACLU recomienda esto para todos los departamentos de policía.

Bueno, que acerca de los Carros de Asalto? Es cierto que muchos de los vehículos originales de los equipos tácticos estaban cerca del limite de servicio. Sin embargo debe haber una revisión de las necesidades reales de la región. Necesitamos un carro de asalto y equipo táctico especial, (con sus gastos agregados) en cada departamento en la región? A lo mejor podrían compartir? Cuando los fondos federales desaparezcan, van a continuar necesitando mantenimiento y entrenamiento.

Así mismo, sin los fondos de UASI, la mayoría de las ciudades del condado no gastarían los fondos de su fondo general. Si es que no lo hubieran hecho, porque los están obteniendo del gobierno federal?

Mientras estamos mejor con respecto a la militarización de la policía que otras regiones, y nuestra academia regional no enseña el espíritu, del guerrero, tenemos todavía el problema de que si se tienen los juguetes, se van a utilizar.

David Couper, un jefe de policía retirado en Wisconsin dijo que ya hay lecciones criticas que han emergido de Ferguson. El escribe en su blog:

 

Los departamentos de policía en toda ciudad Americana tienes que ser diversos, bien entrenados, y educados. Tienen que controlar su uso de fuerza, ser honestos, con respeto, y conectados con la comunidad que sirven. Adicionalmente tienes que continuar creando confianza que crea comunidades mas seguras y apoyo de la comunidad.

 

La respuesta inicial a una protesta y desorden por la policía tiene que ser “suave” y no presentar un uso de fuerza superior y equipo militar. (Eso lo aprendimos en Madison, y a funcionado por años.)

 

Estos son puntos críticos que se deben internalizar. La respuesta inicial provoco y una demonstración de fuerza. Pero teniendo en cuenta cuantos departamentos han obtenido equipo que pertenece en una zona de combate que en las calles de la ciudad, solo podemos esperar que nuestros policías no sean probados al punto que decidan sacar su equipo táctico. Teniendo en cuenta la respuesta al movimiento de los Indignados de San Diego, lo único que se puede decir es que la respuesta fue menos agresiva que en Ferguson, pero solo fue en escala.

La oficina de alguaciles ha usado su cañón sónico (no ha sido prendido), que también fue adquirido por subvenciones federales. Esto es del reporte del Senador Coburn:

 En 2009, el departamento de alguaciles estacione su LRAD en las juntas con votantes de los Rep. Darryl Issa (R-CA), REp. Susan Davis (D-CA), y el Rep. Duncan Hunter (R-CA), que atrajeron protestas de liberales y conservadores. El departamento dijo que los LRAD’s fueron en ves de los gases lacrimógenos, si es que hubiese un problema en el evento, lo que no paso.

Por coincidencia estuvimos en una de estas demostraciones, y fue muy pacifica. El LRAD estuvo en la esquina del edificio, por todo el evento. Fue una amenaza latente.

Usted puede ver todos los detalles del Bearcat.

Twitter: @nadinbrzezinski

Facebook: Reporting San Diego

Nosotros dependemos de donativos para continuar reportando las noticias. La gasolina, los pases de Trolley y las cámaras no son gratis. Es fácil donar por medio de Pay Pal. Cliquea el botón en la columna de al lado derecho para donar.

 



Categories: County of San Diego, Police Forces, Spanish, Uncategorized

2 replies

Trackbacks

  1. “Hablen sus Nombres,” Parte de Marchas Nacionales por Justicia for Michael Brown en San Diego | Reporting San Diego
  2. El Presidente Ordena Revisión del Programa del Pentágono | Reporting San Diego

Leave a Reply

%d bloggers like this: