Zapatos, Navidad y los Indignados de San San Diego

DSC_0522

Dec. 21, 2014 (San Diego) “Ustedes hicieron my Navidad. Mis pies ya no me duelen tanto que con mis zapatos viejos.” Un hombre que no tiene techo me conto. Solo tomo un par de zapatos, ya que era eso lo único que necesitaba, y otros pueden necesitar lo demás. Estábamos parados en la Plaza Cívica, alguna vez llamada Freedom Plaza, mientras que los clientes del teatro entraban a el.

Esto fue parte de #opsafewinter, de acuerdo a Donna Piranha una de las personas que lo organizo. Esta operación comenzó en Londres y se a esparcido mundialmente para ayudar a poblaciones sin techo, especialmente durante los meses difíciles de invierno.

DSC_0473

Los productos distribuidos a la gente sin techo vinieron tanto de la comunidad, como de los negocios. Los organizadores también tuvieron Chili y arroz para la gente, aso como agua. Una comida caliente para llenar el estomago, mientras buscan por cobijas, calcetines, pasta de dientes y otras necesidades.

Los Indignados de San Diego, y la Operación Warm and Fuzzy, fueron entre los grupos prominentes.

Hubieron dos grupos de gentes en la plaza. El contraste entre los dos grupos fue radical, Este fue la gente en el sótano de la sociedad y la gente con recursos. La gente en el sótano estuvo, si por un segundo, enfrente de la gente que vino a ver El Cascanueces.

Quienes son estas gentes?

Una de las personas sin techo, todavía tiene un vehículo, solo tomo un par de guantes y una gorra para el frio. No quiso una cobija, ya que otros tienen mas necesidad que ella. Su vehículo es caliente para dormir, y tiene acceso para poder lavar su ropa. Tiene un perrito que es su compañero, y son inseparables.

Entre la gente sin techo están los niños, algunos que no tienen zapatos, y que no encontraron zapatos porque entre lo que se dono no habían suficientes zapatos. Hubo mujeres embarazadas, que necesitaban ropa de maternidad. Estaban todos agradecidos por lo que pudiesen encontrar.

DSC_0484

Uh pequeño, no mas haya de 10 años, quería una cobija con diseños de osito de Winnie, no para el, pero para su hermanita. Mañana es su cumpleaños y quería esta para regalarle. Los demás en la línea dijeron que si lo dejaban tener esa cobija.

Habían veteranos, los deshabilitados y aquellos que han vivido en las calles por décadas.

Miriam, su nombre de la calle, dijo “que esto es hermoso, porque la gente quiere ayudar, y es una bendición que estén haciendo esto.”

Cherokee Rose, su nombre de la calle, dijo “Me agrada que hay gente que se preocupa y ayuda a la gente sin casa. Estoy cansada de que la gente sin casa no tiene nada mientras que los ricos se vuelven mas ricos.” Cherokee Rose también conto que ha estado en las calles y fuera de ellas desde los 17 años, y hoy tiene 47. Si quisiera dejar las calles.

DSC_0575

Aquí algunos datos de la población. Mientras que esta población se esta reduciendo poco a poco, todavía hay 8520 gentes sin casa, con 3985 que no tienen techo de ningún tipo y con 4535 en refugios. Esto es de acuerdo a un articulo de KPBS que apareció en Abril.

Este es el numero de todo el condado, y sabemos de los datos que aproximadamente la mitad son veteranos. Como vimos hoy, muchos tienen discapacidades físicas, y algunos son niños. Mientras que la gente esta agradecida por la ropa y una comida, esto es una ayuda temporal.

Una de las personas entrando al teatro reflejo la actitud de la sociedad al respecto de esta población invisible: “Es esto legal?”

Teniendo en cuenta que cualquiera de nosotros puede acabar en las calles a escasa semanas de perder un trabajo, es una pregunta extraña. No es sorprendente y refleja el contraste.

Twitter: @nadinbrzezinski

Facebook: Reporting San Diego

Nosotros dependemos de donativos para continuar reportando las noticias. La gasolina, los pases de Trolley y las cámaras no son gratis. Es fácil donar por medio de Pay Pal. Cliquea el botón en la columna de al lado derecho para donar.



Categories: Homelessness, OSD, Social Justice, Spanish

Leave a Reply

%d bloggers like this: